Reseña de Presencias del Mal: ¿Qué significa el final de la película?

Presencias del Mal (The Turning) es la película basada en la novela de terror “The Turn of the Screw” de Henry James. El film se estrenó este 24 de enero en Estados Unidos, México y otros países, mientras que está llegando a carteleras venezolanas este 31 de enero. A continuación mis impresiones de la película y mi interpretación del significado de su enigmático final.

Durante más de 100 años, se ha contado una historia inquietante que aterroriza al público. Presencias del Mal de DreamWorks Pictures y Universal Pictures nos lleva a una misteriosa mansión en Maine, donde la recién nombrada niñera Kate está encargada del cuidado de dos huérfanos perturbados, Flora y Miles. Sin embargo, rápidamente descubre que tanto los niños como la casa están ocultando secretos oscuros y que las cosas pueden no ser lo que parecen.

Inspirado en la novela histórica de Henry James, el thriller de la casa embrujada está dirigido por Floria Sigismondi (The Runaways, The Handmaid’s Tale de Hulu) y protagonizada por Mackenzie Davis (Terminator: Dark Fate, The Martian), Finn Wolfhard (It, Stranger Things de Netflix), Brooklynn Prince (The Florida Project) y Joely Richardson (Red Sparrow, The Girl with the Dragon Tattoo).

De los escritores Chad Hayes y Carey W. Hayes (The Conjuring), Presencias del Mal es producida por Scott Bernstein (Straight Outta Compton, Ride Along 2) y Roy Lee (It, The Lego Movie).

Luego de comenzar a ver la película, lo primero que pude percatarme es que la trama lleva un ritmo inquietante. Siempre dejándote intrigado respecto a lo que acontece en la vida de Kate (Mackenzie Davis), quien prácticamente huyendo de la presión del cuidado de su madre trastornada psicológicamente, acepta un trabajo de niñera de un par de niños huérfanos y millonarios, Miles (Finn Wolfhard) y Flora Fairchild (Brooklynn Prince).

La directora Sigismondi logra desenmarañar el misterio de un par de asesinatos que han ocurrido en la mansión, paseándo a la audiencia por los encuentros escalofriantes de Kate con el fantasma del profesor de equitación de los niños, Quint (Niall Greig Fulton), y su antigua niñera, Jessel (Denna Thomsen).

Nunca queda completamente claro si las apariciones fantasmales que acosan a Kate son reales o producto de su imaginación. Algo que resulta intrigante y angustiante, terminando con un doble final para analizar y concluir a gusto de la audiencia.

Primero Kate es testigo de una visión fantasmal en la que Quint viola y estrangula a Jessel en su alcoba. Luego todo se torna peligroso cuando el fantasma de Quint intenta estrangular a Kate, pero es interrumpido por la señora ama de llaves, Mrs. Grose (Barbara Marten), quien termina siendo empujada desde el segundo piso por el fantasma asesino, de alguna forma vengándose contra Grose porque ella fue quien le habría asesinado al darse cuenta que era un sádico asesino. Kate consternada con todo lo que ha descubierto, toma a los niños y se los lleva en auto fuera de la mansión.

Acto seguido, el auto alejándose de la casa se funde con el dibujo que la madre de Kate le envió, entonces, nos muestran el segundo final en el que Kate trastornada por las visiones del fantasma de Quint acosa a los niños preguntándoles si ellos también lo ven, pero no recibe ninguna respuesta afirmativa. Por último, nos presentan a Kate viendo a su madre de espaldas pintando en la piscina vacía del asilo en donde se encuentra, pero justo cuando voltea a ver a Kate, esta se queda espantada y sorprendida por ver el rostro de su madre.

Explicación del final de Presencias del Mal

¿Qué podría significar este final? Realmente, es un final abierto a la interpretación del público, de alguna manera adaptando la intención de la obra escrita de Henry James. En mi opinión, pienso que Sigismondi nos insinúa que Kate siempre estuvo enloquecida y probablemente era ella misma quien estaba en el asilo pintando toda esa historia que vimos. También puede interpretarse, como que de verdad Kate descubrió los terribles hechos que ocurrieron en la masión y quedó completamente trastornada y recluida como su madre en un asilo.

En conclusión, Presencias del Mal es una película dirigida para el público amante de los thrillers de culto y no para los más puristas del género de historias de terror de fantasmas. El final no será del agrado de la mayoría sin lugar a dudas, pero en sí, este final le da ese toque de incertidumbre que el escritor quiso plasmar en su novela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *