Beneficios del consumo moderado de Cerveza

Para los amantes de la cerveza aquí les dejo una serie de beneficios que nos aporta este “dorado líquido”. Los beneficios de un consumo moderado de cerveza son grandes, para hombres y mujeres que siempre nos estamos cuidando, ésta tiene antioxidantes naturales (un litro de cerveza puede aportar a la dieta diaria un 20% de antioxidantes) que podrían reducir los fenómenos oxidativos que son responsables del envejecimiento.

La cerveza es una bebida fermentada, de bajo grado alcohólico (4°-5°), su elaboración con ingredientes naturales (agua, cebada, malta y lúpulo ), contiene un bajo contenido calórico aprox.54 calorías por cada 100ml, y más de 2.000 compuestos y nutrientes como vitaminas del Grupo B especialmente ácido fólico, fibra, minerales (silicio, potasio, magnesio, calcio y poco sodio), todo esto le confiere un especial interés nutritivo y su “consumo con moderación” es benéfico para la salud humana y recomendable para cualquier dieta equilibrada.

Principales beneficios del consumo moderado de Cerveza

1.- Salud cardiovascular: numerosas investigaciones han indicado que el consumo moderado de cerveza podría aumentar de forma significativa los niveles de colesterol HDL y participar en la protección del organismo frente a enfermedades cardiovasculares. Según los expertos, el riesgo de sufrir un infarto es entre un 40% y un 50% más bajo en aquellas personas que beben alcohol de forma moderada en comparación con las que no consumen.

2.- Salud ósea: también han presentado estudios sobre la ingesta de estas bebidas que podrían ser beneficiosas sobre la salud ósea, ya que la cerveza contiene silicio (un mineral que promueve la densidad mineral ósea y evita la pérdida de hueso) y fitoestrógenos naturales que podrían estar asociados a la mejora de los síntomas de la menopausia y la prevención de la osteoporosis.

3.- Salud neuronal: el consumo moderado de cerveza podría ser tomado en cuenta en los hábitos dietéticos de la población como un posible factor protector contra enfermedades degenerativas, ya que el silicio contenido en la cerveza podría llegar a reducir la biodisponibilidad de los metales tóxicos que provocan estas enfermedades.

4.- Efectos antiinflamatorios: la cerveza se diferencia del resto de bebidas alcohólicas por el empleo del lúpulo como materia prima esencial. Numerosos estudios han concluido que el lúpulo posee propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que ayudan a prevenir enfermedades degenerativas.

[ad#Google Adsense-468x15ContentLinkunit]

5.- Sistema inmune: la cerveza podría mejorar la respuesta inmune contra patógenos externos (agentes responsables de desarrollar enfermedades infecciosas), a través de un aumento de los leucocitos (glóbulos blancos) y linfocitos, así como una tendencia generalizada al incremento de los valores de las subpoblaciones de los linfocitos T. Estos  linfocitos T son unas células inmunológicas que ayudan a destruir microorganismos invasores, protegen al cuerpo de bacterias específicas, destruyen virus, responden a tejidos extraños como los transplantes y además actúan como reguladores del sistema inmunológico.

6.- Salud gástrica: El consumo moderado de algunas bebidas como el vino, la cerveza o la sidra, por el incremento en la secreción de ácidos gástricos y su ayuda para la aceleración del vaciado gástrico, podría disminuir en un 17% el riesgo de infección por Helicobacter Pylori, agente implicado en la úlcera gastroduodenal.

7.- Dietas hiposódicas: La cerveza es una bebida con muy bajo contenido en sodio. Además, la relación de potasio a sodio es de 15.7, lo que le confiere un fuerte poder diurético. Estos valores hacen que la ingesta moderada de cerveza pueda ser incluida en dietas hiposódicas.

8.- Oncología: Uno de los polifenoles más destacados de la cerveza es el xanthohumol, presente en el lúpulo. Este antioxidante, que posee una de las catequinas más activas en la inhibición y prevención de la carcinogénesis, demostró en investigaciones científicas “in Vitro” y en animales de experimentación que podría desarrollar una actividad quimiopreventiva frente a ciertos tipos de cáncer, entre las que destacan los carcinomas del tracto intestinal, el cáncer de mama o el de próstata, facilitando la inhibición del desarrollo de células malignas.

9.- Alto contenido en fibra: la ingesta de fibra ayuda a evitar el estreñimiento y contribuye a la disminución de la hipercolesterolemia. El consumo moderado de cerveza podría ayudar a cubrir los requerimientos de fibra soluble, siendo la bebida de mayor aporte de este nutriente a nuestra dieta.

10.- Baja aportación calórica: La cerveza contiene 45 kcal. por cada 100 ml., es decir, 90 Kcal. por vaso. La cerveza sin alcohol aporta 17 kcal. por 100 ml. Estudios científicos demostraron que las razones de la llamada “panza de cerveza” son una alimentación desequilibrada, la falta de ejercicio y, en algunos casos, la información genética.

Enlaces Relacionados:

vitonica.com/grasas/la-cerveza-engorda-tanto-como-dicen

hombresdehoy.com/nutricion/%C2%BFes-cierto-que-la-cerveza-engorda-tanto-como-dicen

informe21.com/cerveza/diez-evidencias-cientificas-los-beneficios-cerveza-consumida-moderacion

reportajes.org/2010/03/03/propiedades-de-la-cerveza

publispain.com/revista/las-propiedades-de-la-cerveza.htm

clubplaneta.com.mx/bar/beneficios_de_la_cerveza_para_la_salud.htm

  • alev

    Fuentes?