¡Rincones impelables para comer en Caracas! Edición 2018

Pues sí, resulta que en mi más reciente visita a mi hermosa Venezuela, quise conocer muchos lugares y propuestas que me llamaban muchísimo la atención, tanto por la innovación que muestra cada una, como por las recomendaciones tan excelentes que llegaban a mis oídos, y fue así como inicié esta nueva ruta gastronómica que sin duda, me dejó con ganas de volver una y otra vez.

Sr Papa

Les cuento que siempre he sido fanático de las papas fritas. Siento que es una de mis debilidades (aunque trato de controlarme, ¿ok?). Así que era totalmente inevitable visitar esta propuesta que desde que la vi por las redes sociales me cautivó. Primeramente por la gran variedad que tienen: conos de papas, pollo, chistorra, lomito, cerdo y hasta papas al vapor para los más saludables.

Leopoldo Dalta y Jhonny Gonzalez le dan vida a este proyecto que a pocos meses de ser creado se ha ganado el corazón de muchos y eso se debe a la eficacia, eficiencia y calidad que poseen sin dejar atrás el buen servicio que le ofrecen a cada uno de sus comensales.

Algo que me llamó bastante la atención al llegar fue la decoración, a cargo de muchos personajes divertidos creados por ellos que son característicos de lo que ofrecen, así como las presentaciones de sus platos con un toque divertido y colorido que te deja encantado. Actualmente poseen más de 11 tipos de salsas que sirven de complemento para tus deliciosos conos de papas o combo de tu preferencia (entre las que encontramos Tartara, Guayaba Picante, BBQ Tamarindo, entre otras). Estas papas vienen crujientes y con una frescura sin igual.

Los días más movidos son los fines de semana en horas de la tarde y cuando forman parte de eventos son de las opciones favoritas de los asistentes. Lo más pedido en el lugar es el Poulet y siempre nos recomiendan el combo Sr Papa que es la combinación perfecta del chef con el balance exacto de sabores y por supuesto una de sus creaciones más audaces: Las Papas Happy, una idea arriesgada que viene con un sabor increíble y bañadas en delicioso chocolate (SÍ, como lo lees. ¡VAS A ENAMORARTE!)

Instagram: @sr.papavzla

Flying Bar

¿Son cómo yo que les da ansiedad antes de viajar? Pues, ya no tienen que pasar por esto, ya que al entrar en Flying Bar vas a olvidarte un poco de la preocupación antes del viaje, vas a relajarte y disfrutar de una comida y un ambiente sin igual.

La decoración es magnifica, llevan una línea gráfica bien definida y un enfoque gastronómico claro y seguro (dispuestos a romper paradigmas). La calidad y buen servicio se hacen presentes en todo momento, además que debo admitir que lo original del equipo de trabajo es algo que recordarás siempre.

Desde más de cinco tipos distintos de hamburguesas (mi favorita fue la Flying), ensaladas, cocteles, burritos, snacks, menú para niños, pastas, postres (el brownie es una locura) y hasta cotufas, son algunas de las cosas que nos ofrece esta increíble propuesta gracias a ese toque americano y al mejor estilo de un Sport Bar.

Su representante Angel Silverio nos trató como parte de su familia y eso le dio un toque bastante peculiar a nuestra visita. Las presentaciones de los platos son una mezcla de lo actual con lo elegante y chic que puedes encontrar en un plato, los sabores, texturas y olores predominan para que tus sentidos tengan un disfrute igualmente ameno.

Sus días más movidos son los jueves y viernes, tienen un target bien definido y se enfocan en los viajeros frecuentes que quieran disfrutar una rica comida y vivir una grata experiencia desde que entran hasta que salen. Sin duda alguna un rincón IMPELABLE.

Instagram: @flyingbaroficial

Fat Panda

Siempre he sido fanático de los Food Trucks, y cuando comencé a ver la movida tan increíble que se estaba implementando en Venezuela, sin dudarlo dije: ¡Debo conocer la gran mayoría de propuestas! Así que entre mi búsqueda, me quedé con una que llamó bastante mi atención, primero por lo adorable de su logo (sí, amo los panda) pero también por lo que ofrecían: Gastronomía Coreana.

Errol Irausquin, es el responsable de esta propuesta tan magnifica que sin duda es una explosión de sabores y un rincón de Asia en Venezuela. El respeto a las tradiciones y a la cultura es fundamental para su crecimiento, así como mantenerse siempre firme a nivel de innovación dejando claro que es un emprendimiento nacional con sello Venezolano.

Lo más pedido en el local son los Bao, que vienen con diversos rellenos entre los que encontramos Pollo tempurizado y cerdo marinados en especias asiáticas.

Actualmente forman parte de eventos de Food Trucks y demás eventos privados, y ya tienen visión a la apertura de su local.

Dentro de lo más recomendado por el chef y el equipo en general tenemos los Bao y los Dim sun que son empanadas fritas rellenas de vegetales y con una salsa de Tamarindo Picante (una delicia). Sin duda, una experiencia que espero revivir pronto ya que logran el balance perfecto y una explosión al paladar.

Instagram: @fatpandacaracas

Epiko Café

Con más de 2 años abiertos al público, este lugar llamaba mucho mi atención. Apenas logré ver algunas fotos, sabía que debía visitarlos. ¿Quieren saber por qué?, además de ser un fiel fanático del café, no saben las ganas que tenía de comerme una arepa REINA PEPEADA (y sí, allí tienen una de las mejores que he probado).

El lugar es sumamente agradable, buena ubicación, posee dos ambientes, en caso de querer estar al aire libre o un poco más privado, servicio óptimo, y una calidad de primera en cada uno de sus platos bien presentados.

Poseen varios tipos de arepas, entre las que encontramos jamón y queso, pernil, reina pepeada y ranchera, así como varios tipos de café, es importante mencionar que cuentan con baristas que hacen que tu experiencia al momento de tomarlo sea mucho más placentera. Mi favorito fue el Mocca.

También tienen opciones de frappes variados de frutas, montaditos, sandwiches (el más pedido es el de pernil), así como también cuentan con ensaladas para los paladares más saludables. Los jueves poseen After Office y los viernes han implementado la opción de hacerlos temáticos para ofrecerle a los clientes experiencias con gastronomía de otros países.

Sus días más movidos son los días de semana en horarios matutinos (7:00 a 8:30 am), a horas del mediodía (12:30 a 2:00 pm) y a primeras horas de la tarde (5:00 a 6:30 pm) y sus clientes son bastante fieles y siempre salen satisfechos luego de disfrutar un rato agradable y familiar, ya que se enfocan en brindarles mucha calidad humana y personalizar cada atención.

Creaciones exquisitas y platos de otro nivel son los que caracterizan a este local que se convirtió en uno de mis favoritos al momento de ir a Caracas.

Instagram: @epiko.cafe

Come Bien

Linno Veronnesse le da vida a este local que con un año y medio de creado ya es la opción número uno para esos paladares que buscan lo delicioso, sano y en un ambiente fresco y agradable.

De las cosas que más me fascinaron de este lugar está la onda ecológica y verde que logra llevarte a un estado de relajación fuera de lo común y ayuda a que tu momento de disfrute sea único y delicioso gracias a su alta variedad, cada detalle que lo conforma, la buena iluminación y sobretodo el servicio impecable que ofrecen.

Entre las opciones que nos ofrecen, tenemos paninis (el de pavo y queso amarillo es delicioso), tortas, smoothies verdes, ensaladas, jugos energéticos y naturales, hamburguesas, yogurt, snacks y hasta opciones Gluten Free pensando igualmente en esa parte del público.

También poseen la venta de café empacado y gran variedad de tortas entre las que encontramos las de limón, marmoleadas y de zanahoria que son de las más pedidas.

Sus días más movidos son los miércoles, jueves y domingo a toda hora, ya que actualmente poseen dos sucursales, una que es más abierta al público y la otra, que se encuentra en el Aeropuerto Internacional. Sin duda es un local que merece ser visitado muchas veces debido a la alta gama de productos de calidad que ofrecen y a la propuesta tan innovadora que tienen en el mercado caraqueño.

Instagram: @comebienvzla

¡Rincones Impelables!

¡GRACIAS VENEZUELA!