¡Los secretos de un buen beso!

besitos

¿A quién no le gusta un buen beso? Cortos, largos, apasionados, robados o con un poco de miedo, no hay alguien que pueda resistirse, siempre y cuando la persona que te lo dé, te guste lo suficiente para sentir muchas cosas. Pero hay que tomar en cuenta que aunque a veces nos encante besar, pasamos por alto algunos aspectos que son de vital importancia a la hora de hacerlo. Para muchos los besos son mejor cuando no se sigue una línea o un método, pero créanme, siempre es bueno saber un poco más al respecto.

Hay que tomar en cuenta primero que todo, la posición de los rostros a la hora de besar a tu persona favorita, es por eso que inmediatamente antes de besarse, uno de los dos debe inclinar un poco su rostro hacia un lado. De esta forma, sus labios se encontrarán en el punto justo para fundirse cómodamente en un beso. Esto es muy importante también para que sus narices no se crucen de manera incomoda, y mucho más si la tienen grande. Sus cabezas pueden permanecer en la misma posición, o moverlas siguiendo el ritmo de los besos, lo importante es que uno tenga el rostro apenas más inclinado que el otro para no chocar.

Es relevante también el contacto de los cuerpos durante un beso, nada más apasionante que una persona que sujeta suavemente a la otra por la espalda, a la altura de la cintura y lo acerca a su cuerpo.

Separa tus labios y abre un poco tu boca para que la lengua de tu pareja pueda entrar y la tuya pueda salir de la misma manera. Cuando las lenguas se han encontrado es que se viene lo interesante. Recuerda mantener tu lengua siempre en movimiento alrededor de la punta de la lengua de tu pareja. Debe ser un movimiento suave y sutil, aunque en muchas ocasiones nos salgamos de control y los besos olviden la palabra sutileza.

Uno de los secretos para besar mejor es practicar, así que siéntete libre de experimentar técnicas y juegos mientras se están besando. Simplemente recuerda no dejar tu lengua inmóvil.

Pero luego de saber todo esto, ¿Qué hacemos con nuestras manos? Pues bueno, lo ideal es colocar una de tus manos en la mejilla o en el cuello de la persona para estar más cerca, aumentar la intimidad entre ambos y darle más intensidad al beso.

Algo que para muchos es imprescindible (cuidado si no para todos) es tener un buen sabor y olor en la boca cuando se aproxima un beso. Aunque hayan besos inesperados, algunos otros se ven venir. Nunca te arriesgues a dar un primer beso después de comer, beber o fumar, alejarás a tu cita. Cuando hay dientes de por medio detente, algo está saliendo mal. Otra cosa, icierra los ojos! Nada más incomodo que una persona con los ojos entreabiertos, anula toda el romanticismo y la sensualidad del momento. Ciérralos, así él o ella no sea el amor de tu vida. Es una regla casi mundial y no te cuesta nada.

primer-beso

No olvides que durante el beso puedes dar indicios de que hay algo más que un beso. Los mordiscos suaves, las manos en lugares casi inapropiados, besos en la oreja, cuello u otras zonas un poco más atrevidas, son señales. Disfruta de los labios de tu pareja. Besar debe ser una decisión compartida. Es el movimiento de tus labios la forma de preguntárselo.

Hay que acotar, que cada persona besa de forma diferente, y cada persona disfruta con diferentes formas de besar. No hay sólo una única forma adecuada de besar. Lo que separa a los buenos besadores de los malos es la habilidad de los primeros para leer el lenguaje del cuerpo de su pareja. Intenta identificar pequeñas pistas en la forma de besar de tu pareja que te lleven a hacerle disfrutar del beso. Sus suspiros o gemidos o la devolución del beso con mayor intensidad, son parte de ese lenguaje. Aprende las señales de tu pareja.

Vamos, atrévete, conoce a tu pareja, sus puntos débiles y cómo erizar su piel luego de un buen beso. Recuerden, que todo comienza así.