Reseña de la película “Mis huellas a casa”

“Mis huellas a casa” se trata de una hermosa historia de una perrita llamada Bella, que fue adoptada por Lucas, un rescatista y protector de animales que se enamoró a primera vista de Bella, una pitbull cafe adorable.

Lucas (Jonah Hauer-King) y su novia Olivia (Alexandra Shipp) velan por ella por ser considerada una raza peligrosa capturada por los servicios de animales. Lucas paga una multa y se responsabiliza de no dejarla sola en las calles, pero al dejarla al cuidado de los familiares de Olivia, Bella se escapa en búsqueda de Lucas. Sumergiéndose en una aventuras increible, en la que conoce a gatita grande, una puma que pierde a su mamá y Bella la cuida como su propia cachorra.

“Mis huellas a casa” es una película donde entre lágrimas y risas te invadirá la nostalia y grandes emociones en donde prevalecen los valores de lealtad, amor y fidelidad reflejados en la travesía de una perrita que recorre 600 largos kilómetros para poder encontrar a su amo y fiel compañero, Lucas.

Aunque siempre las películas de mascotas representan un riesgo, ésta te mantiene interesado en la trama y te acerca mucho al personaje ideal para los amantes de los perros y para los más pequeños de la casa.

Este film de Sony Pictures tiene un gran aporte de valores y lecciones morales y de responsabilidad. La música estuvo muy acertada sobre todo en los momentos mas sombríos de la trama.

Con una duracion de 96 minutos que no pesan en lo absoluto, “Mis huellas a casa” es, sin duda, una película recomendada para los amantes de los animales. También cabe destacar algunos movimientos un tanto exagerados y gestos artificiales en particular de las escenas con gatita grande y los lobos, pero en líneas generales, los efectos básicos están bien logrados para la finalidad de contar bien la historia.

Reseña de la película escrita por Elise Ron-Pedrique.