Sony se luce con su primer Android del 2012, el deslumbrante Xperia S

El Xperia S, anunciado en el CES 2012, no sólo es el primer Android de la empresa este año, sino también es el primer teléfono de Sony lanzado al mercado operando como  Sony Mobile Communications, luego de haber abandonado hace poco la firma Sony Ericsson.

El Sony Xperia S es un deslumbrante equipo con 4.3” de pantalla con resolución 720p (342ppi), motor gráfico Bravia y procesador Qualcomm MSM8260 doble núcleo de 1.5 GHz.

El teléfono incorpora una cámara de 12 megapixels con sensor Exmor R capaz de capturar fotografías panorámicas en 3D, con zoom digital de 16x, apertura f/2.4, auto focus, detecci[on de rostros, flash LED, geotagging, capacidad para grabación de video Full HD, estabilizador de imagen, anti red eyes, temporizador, enfoque tactil y opciones para compartir las fotos en la red. Su cámara frontal es de 1.3 megapixels con capacidad de grabación de video HD 720p.

El Sony Xperia S es un equipo con muy buenas prestaciones, el primer android con un dual core de Sony. Posee unos 32 GB de memoria y su reproductor de música soporte sonido 3D surround.

Su reproductor musical soporta 3D surround y todas aquellas tecnologías que esta marca acostumbra incorporar en su software. Música que podrás almacenar cómodamente en sus 32 GB de memoria interna (también disponible en 16 GB).

No pierdan el detalle en la parte inferior del teléfono donde se puede apreciar una sección transparente en la que se encuentra la antena. Un detalle de diseño muy elegante e innovador.

Las malas noticias es que el Xperia S no posee slot para microSD y viene con Android 2.3 Gingerbread, sin embargo será actualizable hasta la versión 4.0 poco tiempo después de su lanzamiento mundial en marzo.

No se conocen referencias de precios todavía, pero este equipo se las trae. Sony debuta este año a lo grande con este Xperia S con soporte para NFC, salida HDMI y certificación PlayStation. Un teléfono que hará feliz a más de uno en todos los sentidos y con una batería que promete unas 7 horas y media de conversación y 450 horas en standby.