Un trabajo extremadamente peligroso (free climbing video)

Se trata de los mecánicos de antenas, que tiene que subir a repararlas incluso hasta alturas que superan los 500 metros y prácticamente sin ningún tipo de seguridad, es decir, en free climbing hasta el tope.

La pregunta es: ¿Cuánto ganarán estos señores por arriesgar su vida cada vez que hay que cambiar un bombillo allí arriba?

¡Lo que sea que paguen no es suficiente!