Reseña de la película de Netflix, “El Diablo a Todas Horas” (The Devil All The Time): Una historia repleta de personajes macabros

“The Devil All The Time”, titulada al español como “El Diablo a Todas Horas”, es una película basada en la novela homónima del escritor norteamericano Donald Ray Pollock publicada en 2011. La trama le sigue la pista a unos cuantos personajes macabros ambientados en la época post Segunda Guerra Mundial al sur de Ohio y West Virginia, Estados Unidos. Entre estos personajes retorcidos se encuentran un veterano de guerra perturbado psicológicamente, un predicador capaz de asesinar en el nombre de Dios, un matrimonio de asesinos en serie y un reverendo que abusa sexualmente de adolescentes. A continuación, mis impresiones de este thriller psicológico de Netflix.

Esta película fue dirigida por Antonio Campos y se estrenó en algunas salas de cine en los Estados Unidos el 11 de septiembre, más tarde hizo su debut digital en el catálogo de Netflix el 16 de septiembre, recibiendo diversidad de críticas. La cinta producida por Jake Gyllenhaal, cuenta con un elenco de primera, con las interpretaciones de Tom Holland como Arvin y Bill Skarsgård como su padre Willard, Sebastian Stan como el comisario Lee Bodecker, Harry Melling como el predicador Roy, Riley Keough como Sandy, Jason Clarke como Carl, y Robert Pattinson como el reverendo Preston Teagardin.

¿De qué trata la historia de “El Diablo a Todas Horas” (The Devil All The time)?

“El Diablo a Todas Horas”, como lo sugiere su título, es una película que en cada minuto nos enfrenta con la deshumanización de personajes severamente corrompidos por la maldad, el poder, la religión y los traumas psicológicos post guerra. En ese sentido es una desventura que nos hace recordar película al estilo de Pulp Fiction de Quentin Tarantino.

Muchos personajes macabros

En primera instancia, si no estás preparado para lo que vas a ver, te puede parecer que esta película de Netflix está repleta de demasiados personajes macabros. Pero precisamente, esa es la intención de la historia. Sumergirte en un mundo del que sientes que no tienes escapatoria, o que cualquier momento de calma sólo es temporal porque el peligro y la muerte están al acecho.

Un suspenso psicológico asfixiante

“El Diablo a Todas Horas” se trata de un suspenso psicológico sin tregua. Y esto puede llegar a ser asfixiante, sobretodo si eres de las personas que espera una moraleja positiva o un final feliz para los personajes con los que haces empatía.

Actuaciones relevantes de Tom Holland, Bill Skarsgård y Robert Pattinson en “El Diablo a Todas Horas” (The Devil All The time)

En cuanto a las actuaciones, debo decir que Tom Holland lo hace muy bien para ser su primer rol como un personaje más maduro, se puede notar el crecimiento que ha tenido como actor al adecuarse perfectamente a un personaje como Arvin, engranando en una historia siniestra sin que nos afecte esa visión que tenemos del actor como el Peter Parker (Spider-Man) de Marvel Studios.

Bill Skarsgård una vez más impacable en su actuación. Su personaje es el encargado de “abrir las puertas del infierno” en la película. Willard está severamente trastornado por un crimen de guerra, el asesinato de un sargento hecho por “compasión” que lo persiguió toda su vida, y que lo hace convertirse en un monstruo violento y suicida.

Por su parte, Robert Pattinson logra crear con tan sólo unos pocos diálogos un depredador frío, calculador e intimidante que se esconde bajo el manto de la religión para cazar a sus víctimas.

Los demás personajes, cada uno brilla en su momento, Harry Melling nos entrega un predicador enloquecido escalofriante y el matrimonio de asesinos en serie interpretado por Riley Keough y Jason Clarke nos hace recordar a parejas psicópatas de la vida real como Bonnie y Clyde o personajes satíricos como la pareja Mickey y Mallory Knox interpretados por Woody Harrelson y Juliette Lewis respectivamente en “Asesinos por Naturaleza” de Oliver Stone.

En conclusión, “El Diablo a Todas Horas” es una película que divide a la audiencia. Hay quienes la aman, quienes la odian, y quienes la valoramos por lo que representa, un espejo a la deshumanización de una época con personajes clichés perturbados llevados al extremo para hacerlo más evidente, todo narrado a través de la exageración de casualidades poco afortunadas para los protagonistas de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.