Reseña de ⚡SHAZAM: La película más divertida de DC

SHAZAM ha llegado a las salas de cine y está obteniendo unas excelentes críticas. La película es básicamente una historia de origen del superhéroe, pero contada de una forma dinámica sin descuidar el detalle de los argumentos o experiencias que le dan profundidad a cada personaje. Por supuesto, los favoritos de todos son Billy Batson y su hermanastro y mejor amigo Freddie Freeman. A continuación, mi opinión acerca de este gran estreno de Warner Bros. Pictures y DC Films.

Yendo al grano, SHAZAM es junto a Aquaman y Wonder Woman la trifecta taquillera de las películas de DC. Destacándose Shazam por un agradable sentido del humor en toda la historia, con chistes que no son necesariamente infantiles, sino del disfrute de pequeños, jóvenes y adultos por igual. Sin pensarlo dos veces, Shazam es la película más divertida de DC, definitivamente un acierto increíble del director David F. Sandberg.

Ver también: Reseña de Aquaman: La mejor película de DC

En cuando a las actuaciones, no hay mucho que decir que no hayamos intuido desde los tráileres de la cinta. Zachary Levi nació para interpretar a Shazam y su química con Jack Dylan Grazer como Freddie es arrolladora.

Por su parte, Asher Angel nos entrega un Billy Batson fiel a los cómics con ese espíritu rebelde y ese gran corazón que caracteriza al personaje.

La única falla que a mi parecer tiene la película recae más sobre el villano. Aún cuando Mark Strong hace un gran esfuerzo por mostrarnos un temible Dr. Thaddeus Sivana, el guión no le ayudó mucho. Bien es cierto que el film comienza contando la historia de cómo Sivana quedó traumado en su infancia por ser rechazado por el Mago Shazam debido a su corazón impuro y por ser menospreciado y culpado por su padre y hermano toda la vida, pero luego que surge como villano y se venga de su familia, parece desaparecer el móvil inicial del personaje. A partir del momento que asesina a sus padres, parece que lo único que intenta hacer el Dr. Sivana es complacer los designios de los siete pecados capitales para eliminar la amenaza del poder de Shazam, pero detrás de eso no conserva ningún otro móvil personal. Hubiese sido interesante ver un poco más de profundidad en este personaje, dándole la oportunidad de desarrollarse más como villano para que no se sienta superficial.

Ver también: Warner Bros. libera el primer tráiler de la película del “Guasón” (Joker)

De principio a fin, la película te mantiene atento a lo que ocurre en cada escena, pero la más emocionante, sin duda, es al final cuando vemos a Shazam compartir su poder con todos sus hermanastros: Freddy Freeman, Mary Broomfield, Eugene Choi, Darla Dudley y Pedro Peña.

Los hermanastros de Billy pueden convertirse en campeones al gritar “¡SHAZAM!”, obteniendo los poderes del superhéroe, sin embargo, cada uno tiene una habilidad más desarrollada. Eugene domina la electricidad y, aunque no lo mostraron explícitamente en la película, puede comunicarse con los aparatos electrónicos (tecnopatía). Pedro posee más fuerza que el resto de sus hermanastros. Darla domina el terreno de la hipervelocidad. Mary y Freddy se asume que poseen los mismos poderes que Shazam, aunque en el film nos muestran como si Freddy se destacara más con el vuelo.

Es una lástima que Warner Bros. y DC Films hayan decidido no continuar con el Universo Extendido de DC, prefiriendo actualmente dedicarse a las películas en solitario de los superhéroes sin alimentar un universo compartido contando un gran arco argumental, como hemos visto hacerlo en el Universo Cinematográfico de Marvel. Habría sido genial ver a Shazam y sus hermanos interactuar con los miembros de la Liga de la Justicia y combatir grandes amenazas.

Aunque no pierdo mis esperanzas por completo, ya que al menos vimos un cameo de Superman (sin Henry Cavill) al final de la película.

En las escenas postcréditos podemos ver al gusano Mr. Mind hablando con el Dr. Sivana encarcelado. Crucemos los dedos que esto marque el inicio de la formación de “La Monstruosa Sociedad del Mal”, uno de los primeros equipos de supervillanos en la historia de los cómics, conformado pricipalmente por: Mr. Mind (un gusano extraterrestre original de Venus con gran inteligencia y poderes de control de la mente, telepatía, y proyección de imágenes mentales), Dr. Sivana, Mr. Who (capaz de cambiar su forma física), Nyola (sacerdotisa azteca con poderes mágicos), Oom (una estatua gigante viviente) y Ramulus (capaz de controlar las plantas).

En la segunda escena postcréditos sólo vemos a Shazam probando si puede “hablar” con los peces, como una referencia a Aquaman. Una escena que ya habíamos visto en los adelantos de la película.

En conclusión, Shazam no tiene pérdida. Es una apuesta segura para ir al cine con toda la familia y amigos a pasar un rato excelente. Una película fresca y divertida de superhéroes que te dejará con las ganas de continuar viendo más de las historias de Shazam y sus hermanos. Esperemos que le den mejores motivaciones al Dr. Sivana en una próxima historia junto a Mr. Mind y posiblemente el resto de los miembros de La Monstruosa Sociedad del Mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *