Opinión de “Misión: Imposible – Repercusión”, la mejor película de la saga

Tom Cruise regresa como el agente Ethan Hunt una vez más en Misión: Imposible – Repercusión, la sexta entrega de la saga y probablemente la más arriesgada de todas. Bastaba con darle un vistazo al detrás de cámara de la película para saber que las escenas de pelígro fueron filmadas con acción real, incluso aquellas protagonizadas por el mismo Cruise, quien terminó con un pie fracturado tras saltar de un edificio a otro. A continuación, mi opinión de este electrizante estreno de Misión Imposible (advertencia de spoilers).

El director de Nación Secreta, Christopher McQuarrie, regresa en esta nueva entrega. Cruise ha hecho excelentes trabajos anteriores junto a McQuarrie, como lo fueron Edge of Tomorrow, Valkyrie y Jack Reacher. Como era de esperarse Repercusión no ha sido la excepción. En mi opinión esta sexta entrega es la que más adrenalina desborda en cada escena, sin que cada una se sienta desprendida de la trama, todas las circunstancias se acoplan perfectamente en un complot que la audiencia va descubriendo junto a al agente Ethan.

Henry Cavill por su parte no hace un gran trabajo en su interpretación a nivel de actuación, pero sí lo da todo en las escenas de acción como ya nos tiene acostumbrado desde que viste el traje de Superman en el Universo Extendido de DC.

La comedia está muy bien balanceada en el film, más que todo reposando sobre los hombros de Simon Pegg quien interpreta al carismático y temeroso agente Benji Dunn.

De los demás personajes, quien hace sentir su presencia cada vez que entra en escena es Rebecca Ferguson, quien interpreta a la temeraria agente de la Ilsa Faust de la MI6. La química entre los personajes de ella y Cruise es increíble, haciendo de cada escena que comparten un momento memorable del film.

Si tuviera que elegir mi escena favorita de la película, tendría un empate entre el salto en paracaídas sobre París y la pelea en el baño de la discoteca, ambas escenas protagonizadas por Cruise y Cavill, con la excepción de la del baño en la que los acompaña el maestro de las coreografías de pelea, Liang Yang.

Sin embargo, todas las demás escenas son alucinantes y peligrosas, como por ejemplo la persecución de Tom Cruise en moto rodada en Francia a toda velocidad (sin casco), la persecución saltando sobre los techos de los edificios en Italia (en donde terminó con un pie fracturado Cruise), y la última persecución extrema en helicóptero.

En conclusión, no hay minutos para relajarse durante este film. Sin más nada que agregar, Misión: Imposible – Repercusión es la mejor de la saga y además puede ser disfrutada sin necesidad de haber visto las cinco películas previas, ya que McQuarrie se tomó la molestia de incluir escenas que explican breve pero eficazmente la relación entre los personajes de provenientes de películas anteriores.

No dejen de ver Misión: Imposible – Repercusión de Paramount Pictures en cines a partir de este 27 de julio.