Cinco recomendaciones para que no te estafen con compras a través de Internet

En Venezuela y otros países en crisis la escasez de todo tipo de productos ha hecho que cada vez más personas se vuelquen a Internet en su afán de conseguir productos de primera necesidad, medicinas, alimentos, divisas y todo tipo de artículos usados. El asunto, es que la gran demanda de ha hecho que la oferta también suba. Por eso podemos observar un incremento masivo de movimiento en los grupos de compra y venta de Facebook así como en el Marketplace de esta misma red social. Si no sabes cómo usar esta útil herramienta de Facebook, aprende cómo hacerlo en Gananci.

Pero Facebook no es la única red social que hace las veces de un mercado libre, en Instagram también se pueden encontrar múltiples perfiles que ofrecen medicinas, intercambios y venta de alimentos, productos de higiene y muchas cuentas que hasta funcionan como casas de cambio debido al control cambiario férreo que ha aplicado el gobierno desde febrero del año 2003.

A pesar de que estas maneras han logrado que muchas personas puedan apalear de alguna manera la crisis consiguiendo a través de esas vías la compra y venta de diversos productos, estos sitios también se han convertido en un caldo de cultivo para las estafas. Al día decenas de personas denuncian a través de las redes sociales sus malas experiencias con personas que los estafan en transacciones de diversos montos.

Lo máximo que se puede hacer es trata de revelar la identidad de la persona estafadora y exponerlo ante toda la comunidad que usa las RRSS para que nadie más caiga en su trampa. Esto ocurre porque la mayoría de las veces no se puede denunciar a este tipo de delincuentes ya que al estar adquiriendo productos que muchas veces son de precios regulados a través de estas vías, la víctima no tiene ningún tipo de soporte legal que la apoye.

Como esta situación cada vez se agudiza más por la crisis social y económica aunada a una preocupante falta de valores, mira a la siguiente guía para que no caigas en estafas a través de Internet.

1.- Desconfía: quizá puedes pensar que eso no te puede pasar a ti porque eres muy inteligente o que eso solo le ocurre a las personas que son ingenuas, pero la realidad es que cada vez los modus operandi son mejor pensados y pueden caer hasta los más vivos. Por esto es que hay que tomar precauciones extra. La desconfianza es fundamental cuando vas a hacer negocios de una forma donde no tienes ningún tipo de red de seguridad porque se trata de persona a persona y no a través de un e-commerce consolidado.

Conozco a personas que incluso estando alertas han perdido dinero a causa de estafas que están tan bien organizadas que cuesta darse cuenta si no has tenido la experiencia previamente. Pero para que puedas identificarlas necesitas tener en cuenta varias cosas que están incluidas en esta guía.

2.- Indaga en el perfil del vendedor: este es una de las primeras cosas en las que debes fijarte. Los estafadores suelen tener perfiles falsos. Antes de concretar ningún tipo de transacción y está atento a las señales de que la cuenta no tenga una identidad confiable. Algunas señales de alarma pueden ser:

2.1 La foto de perfil no muestra a ninguna persona, sino imágenes de otro tipo

2.2 Tiene menos de 100 amigos

2.3 No tiene comentarios de otras personas en su muro o publicaciones, o siempre son las mismas 2 o 3 personas quienes comentan (que también suelen ser perfiles falsos)

2.4 Las actualizaciones o publicaciones en su muro son muy pocas o de años anteriores

2.5 Poca o nula información acerca de la universidad donde estudió, su ciudad de origen, donde vive, fecha de cumpleaños, entre otros.

2.6 El nombre de la cuenta a la que te pide hacer la transferencia no coincide con el nombre de la persona con la que estás haciendo el negocio.

3.- No te dejes presionar por la insistencia: normalmente los estafadores son muy insistentes con respecto al negocio y no descansan hasta que la persona caiga o demuestre mucha firmeza en su posición. Si el estafador nota que eres alguien con experiencia con compras-ventas por ese tipo de plataforma y que sabes lo que estás haciendo, normalmente dejará de insistir.

Otra señal que muchas veces dan es que no existe flexibilidad de su parte. Es decir, no aceptan sugerencias, sino que dicen que tienen “políticas” -que solo los benefician a ellos- por las que se rigen. Si no estás de acuerdo con sus normas y ellos no están dispuestos a ceder en nada, lo mejor es que no hagas ese negocio. Si un vendedor es honesto, tratará de darte algún tipo de beneficios ya que está tratando de hacer un negocio del estilo ganar-ganar.

4.- No creas en todas las referencias: si a las preguntas de seguridad que haces el vendedor te responde solo pasándote links de sus “referencias”, descarta a esa persona. en Facebook abundan los grupos cerrados de “referencias” de vendedores que son creados por los mismos estafadores. De hecho, las “personas” que dejan referencias en dichos grupos también son perfiles falsos o cómplices del estafador.

Antes de concretar la transacción si solicitas unirte al grupo lo más probable es que te acepten y que los comentarios no estén habilitados y luego, apenas caigas en la estafa te eliminarán y no tendrás cómo dar con la identidad de la persona, ya que lo que viene después de esto es que se cambien el nombre con el que te estafaron y te bloqueen de la plataforma.

Dicho esto, es preferible que solo hagas transacciones con personas que conozcas y que su identidad esté comprobada. Puedes pensar que son muchos pasos, pero con tantos estafadores que hay en esas plataformas, lo más probable es que si te saltas estos pasos por “ahorrar tiempo” termines perdiendo dinero.

Prefiere hacer las transacciones en persona y no depositar el dinero completo primero a nadie. A menos que sean tiendas comprobadas y consolidadas. Puede que estas vendan los productos a un precio un poco más elevado pero será más seguro, si el problema es tu presupuesto, mira cómo ganar dinero desde casa.

5.- Verifica: antes de concretar ninguna transacción realiza una búsqueda en Google del nombre de la persona con la que estás negociando y también el nombre del titular la cuenta bancaria (en caso de que no sea el mismo tienes que buscar cada uno por separado).

En caso de que esa persona ya haya estafado a otros, lo más probable es que lo hayan denunciado y aparezca en los resultados, lo que evitará que te conviertas en otra víctima. No realices ninguna transferencia ni transacción antes de buscar esta información ya que puede hacer la diferencia.