Aplastado por una roca mientras huía de las cenizas que cubrían Pompeya

Arqueólogos encontraron en Italia el esqueleto de un hombre en sus 30 años que sobresalía de un enorme bloque de piedra que lo aplastó hace casi dos mil años mientras huía de las cenizas volcánicas que cubrían Pompeya.

El hombre probablemente huía tras la gran explosión del Monte Vesubio que sepultó Pompeya en el año 79 d.C., según reporta The New York Times.

Fotografías por Ciro Fusco/ANSA, via Associated Press

Según los arqueólogos, el hombre padecía de una infección en la tibia que podría haberle dificultado el caminar. Esto pudo causar que no llegara muy lejos mientras huía de la primera erupción furiosa del volcán que estuvo inactivo por 1500 años.

Tenía una infección de la tibia que podría haber dificultado el caminar, dicen los arqueólogos. Así que mientras huía de la primera erupción furiosa, cuando el volcán retumbó por completo después de haber estado inactivo durante más de 1.500 años, no llegó muy lejos.

Afortunadamente, el hombre no murió en agonía enterrado en piedra pómez y cenizas, sino decapitado por un gran bloque de piedra impulsado por el aire por gases volcánicos que terminó aplastando su tórax y su cabeza.

Los arqueólogos quieren encontrar su cabeza, que hasta el momento suponen que puede estar debajo del bloque de piedra.

El descubrimiento se realizó este martes, luego de una serie de nuevas excavaciones en el sitio que comenzaron en marzo, en una sección llamada Regio V de Pompeya, uno de los sitios arqueológicos más visitados en el mundo, un lugar del Patrimonio Mundial de la Unesco a unos 16 kilómetros al sureste de Nápoles.

Los funcionarios comentaron la semana pasada que habían descubierto una calle de casas con balcones intactos que fueron enterrados cuando estalló el Monte Vesubio.

Algunos de estos balcones tenían jarrones de terracota de forma cónica, generalmente utilizados para conservar el vino y el aceite. El Ministerio de Cultura dijo que los balcones eran una “novedad” para esta sección enterrada de la ciudad, que aún no se ha excavado por completo.

En la declaración de los funcionarios se anunciaba que estos balcones se restaurarían y el área se incluiría en una gira para el público, según The Associated Press.

El único volcán activo de la Europa continental es el Vesubio. Según los geólogos, no hay la menor duda que volverá a hacer erupción, es sólo cuestión de tiempo. El Vesubio ha entrado en erupción alrededor de tres docenas de veces desde el año 79 d.C., la más reciente en el año de 1944, dejando un saldo de 26 muertos y otros daños menores.

El Vesubio se considera un peligro para Nápoles y las ciudades cercanas. Alrededor de 600 mil personas viven en 18 ciudades dentro de zona roja que sufriría la mayor parte del daño de una erupción.

El gobierno de Italia ha ofrecido pagar miles de euros a las personas para que se muden fuera de la zona en riesgo. Incluso, han diseñado un plan de evacuación para poner en marcha 72 horas antes de cualquier erupción esperada.

Lo cierto es que el descubrimiento del hombre aplastado por una gran roca hace dos mil años mientras huía de la erupción del Vesubio en Pompeya ha despertado la curiosidad de las personas en internet, y muchas han estado haciendo comentarios satíricos al respecto, como por ejemplo preguntarse: ¿este hombre habrá sido algún pariente lejano del Coyote que perseguía al Corre Caminos?