Proveedores de servicio eléctrico en New York cobrarán tarifas más altas a empresas de minería de criptomonedas

Todas aquellas empresas que superen un consumo de 300 kilovatios (kW) y una densidad de carga de 250 kilovatios horas (kWh) por pie cuadrado por año, enfrentarán el cargo de nuevas tarifas más altas por servicio de electricidad en New York, Estados Unidos. La medida apunta directamente a las empresas dedicadas a la minería de criptodivisas.

El estado de New York no es el lugar más adecuado para establecer una empresa de minería de criptomonedas, ya que las autoridades pertinentes han dictaminado que las firmas de electricidad pueden elevar sus tarifas si los mineros eligen utilizar la energía hidroeléctrica del estado.

La Comisión de Servicio Público del Estado de New York (PSC por sus siglas en inglés) ha tomado la decisión de permitirles a las compañías eléctricas aumentar las tarifas del servicio a los usuarios que se dedican a la minería de criptomonedas. Esto se debe a que 36 proveedores municipales de energía presentaron una queja a la comisión, ya que según su postura los clientes promedio no gozan del servicio como debería ser gracias a las actividades mineras.

“La Comisión de Servicio Público del Estado de New York ha concretado que los proveedores de electricidad podrán aumentar las tarifas del servicio a las empresas que practican la minería de criptodivisas. Esto es necesario para nivelar el terreno y evitar que los precios locales de la electricidad se disparen gracias a la creciente demanda”, establece el documento.

Varias de las compañías eléctricas han sido partícipes de un aumento masivo en las solicitudes de clientes comerciales que necesitan grandes cantidades de energía. La presentación afirma que “estas solicitudes vienen de tipos muy similares de clientes: granjas de equipos mineros”.

“Las firmas de criptoactivos, al igual que los desarrolladores de Bitcoin, utilizan instalaciones masivas de equipos que ejecutan complejos programas de software para extraer monedas digitales. Estos clientes requieren de una demanda eléctrica muy diferente”, recita la queja formal.

Por otro lado, vale la pena resaltar que las autoridades de la localidad de Plattsburgh también han propuesto una medida en contra de las operaciones mineras. El alcalde de la ciudad, Colin Read, explicó que preferiría que las empresas que consumen mucha electricidad destinen su dinero a los verdaderos empleados y no a los almacenes llenos de máquinas.

La decisión tomada por la Comisión de Servicio Público del Estado de New York (PSC) puede ser aplicada por los proveedores de electricidad desde este momento, por lo que los proveedores ya están trabajando en nuevos costos para las operaciones de alta densidad. Los centros mineros bien podrían toparse con estos montos desde el próximo mes de abril.

Vía diariobitcoin