Los Pros y los Contras de trabajar con Impresoras de Inyección de Tinta VS Impresoras Láser

Si estás a punto de adquirir una impresora de tinta o láser, o estás pensando en cambiar un modelo por otro, te resultará de provecho conocer cuáles son los Pro y los Contras de trabajar con impresoras que trabajan con cartuchos de inyección de tinta o con las láser que operan con toner de impresión.

Pros de una impresora de inyección de tinta

Son máquinas compactas que pueden ubicarse muy fácilmente en pequeños espacios de la oficina o casa.

Siendo de una tecnología más antigua, siempre resultan más económicas en el mercado actual.

Si vas a imprimir gran cantidad de material a color son recomendadas las impresoras de inyección de tinta por la resolución superior en comparación con impresoras láser de la misma gama.

Contras de una impresora de inyección de tinta

Si el tiempo de impresión en un factor importante para ti, entonces puede que te incomode la velocidad de impresión de una máquina de inyección de tinta, que suelen ser lentas en comparación a las impresoras láser, aunque los modelos más costosos pueden tener una velocidad de impresión bastante competitiva.

Aunque puedan ser superiores en calidad de impresión, resultan en un gasto superior por impresión en comparación con las impresoras láser.

Siempre tienes que elegir correctamente el tipo de papel sobre el que vas a imprimir para asegurarte que soportará la calidad con la que deseas la impresión final y no termine por arrugarse todo el papel o secarse con manchas.

El mantenimiento de los cartuchos puede resultar algo inconveniente en algunos casos, ya que pueden ensuciarse y obstruirse, bloqueando la salida de la tinta. Como resultado se debe aplicar el proceso de limpieza automático en la impresora que suele tener un alto consumo de tinta.

Pros de una impresora láser

Si la mayoría de tus impresiones son textos e imágenes en blanco y negro o escala de grises, las impresoras láser te darán muy buenos resultados, incluso utilizándolas en calidad “borrador”.

El costo por impresión termina siendo mucho menor en comparación con las impresiones de tinta.

La velocidad de impresión es tan alto que te permitirá generar un alto volumen de impresiones en poco tiempo. Si el volumen de impresión es un factor crítico para ti, una impresora láser sería la mejor opción.

Las impresiones no están nunca saturadas y se secan prácticamente al instante.

Contras de una impresora láser

El costo de una impresora láser de escala de grises en el mercado suele ser mayor en comparación a una impresora de tinta.

Las impresoras láser de color son mucho más costosas todavía, por lo que si necesitas una gran cantidad de impresiones a color, te convendría en comparación una impresora de inyección de tinta.

Puede que en repetidas ocasiones el papel se atasque y haya que abrir la impresora para poder retirarlo y resolver el problema.

Las impresoras láser suelen calentarse y son de mayores dimensiones, por lo que no es recomendado tenerlas en espacios muy cerrados, dada la alta tensión que maneja cuando se encuentra operando.