Donald Trump fue elegido como el presidente número 45 de los EE.UU. (discurso de la victoria)

donald-trump-presidente-de-eeuu-2016

Este fue el discurso de la victoria de Donald Trump luego de haber sido elegido como el nuevo presidente (número 45) de los Estados Unidos. Estas fueron unas elecciones atípicas con una guerra de campañas muy explosiva entre el empresario republicano Donald Trump y la política demócrata Hillary Clinton, un hecho dramático que pasará a la historia de la democracia estadounidense.

Pueden ver el resumen de los resultados en el siguiente enlace: Elecciones presidenciales 2016 de EE.UU.

Según reporta The New York Times, “el resultado electoral desafió las últimas encuestas que mostraban a Hillary Clinton con un liderazgo modesto pero persistente y provocó reacciones instantáneas en todo el país y el mundo, donde los escépticos habían observado con alarma la campaña presidencial del abanderado republicano.

Las propuestas de Trump parecen desafiar a la constitución estadounidense, como la restricción del ingreso de musulmanes a Estados Unidos. También amenazó a sus opositores con un celo autoritario y prometió demandas contra los medios que lo criticaban y las mujeres que lo acusaron de agresión sexual. En muchas ocasiones simplemente mintió.”

Trump prestará juramento el 20 de enero.

La victoria de Trump ha tomado por sorpresa a la mitad del pueblo estadounidense y prácticamente al mundo entero. Quizá el célebre hombre de negocios sólo supo aplicar la fórmula del populismo como la hemos visto históricamente en latinoamérica, como el caso del difunto Hugo Chávez Frías, por poner un ejemplo. En todo caso (como comentaba un querido amigo mientras dábamos seguimiento a los resultados de las elecciones por internet), el fenómeno que sigue repitiéndose es que cuando los gobiernos democráticos olvidan que la mayoría de las personas se identifican más con un sentimiento de venganza que por la búsqueda de la razón y el progreso, es cuando llegan los populistas ególatras a prometer cambios radicales y hacerse con el poder.

Esperemos que los cambios por venir no sean para mal, tanto para el pueblo de los Estados Unidos como para el resto del mundo.