Reseña de Suicide Squad (El Escuadrón Suicidad): No merece la mala crítica que le dio Rotten Tomatoes

suicide-squad-critica-nolapeles

Ya he visto la nueva entrega de DC Films, Suicide Squad (Escuadrón Suicida), la película que hace gala de un grupo de villanos del universo de DC Comics que deben unirse a combatir un mal que pone en peligro al mundo.

critica-rotten-tomatoes-suicide-squad

Luego del estreno de prensa, no se hicieron esperar las críticas, entre las cuales llegó a sorprender la de Rotten Tomatoes, quienes le dieron una votación de apenas 26% a Suicide Squad, en contraposición de una audiencia que le gustó la película en un 72%. Yo difiero de esos “tomatazos” y a continuación debo advertirte que esta reseña contiene spoilers, algo inevitable para poder expresar bien en mi opinión en cuanto a los aciertos y desaciertos de la película y qué me pareció en conclusión.

Para comenzar, sin pelos en la lengua, me parece que los críticos de Rotten Tomatoes están siendo muy estrictos con sus evaluaciones de las películas de DC Films. No es posible por ejemplo que una película como Star Wars: El Despertar de la Fuerza (que fue una buena producción, pero con fallos graves y evidentes a simple vista) Rotten Tomatoes le dio un 92% (¿sólo por la fama de la saga?) y a Suicide Squad sólo un 26%, considerando que la audiencia le da 72%, es decir, unos 26 puntos por encima que el criterio de los expertos de cine. A mi parecer, la diferencia es muy grande entre ambos criterios, pero ¿qué es lo que ocurre con Suicide Squad?.

Mi teoría es que Suicide Squad está reposando sobre los cimientos tambaleantes de Batman V Superman, la película de DC que no dejó la mejor impresión de todas ante los expertos de cine, pero que reclamó el amor de los fanáticos a pesar de ser algo lenta y con diálogos y escenas que no fueron acertadas. Así que es posible que los expertos hayan colocado la vara muy alta para evaluar a Suicide Squad, quizá pensando que sería una historia que aportaría continuidad relevante al Universo Cinematográfico de DC, en lugar de verla como lo que es: una película divertida en la que nos presentan al grupo de Villanos que eventualmente se enfrentarán a los miembros de La Liga de la Justicia.

En cuanto a la película en sí, a mi me gustó muchísimo el elenco. Debo decir que Margot Robie fue perfecta para el rol de Harley Quinn y que Will Smith se entregó al personaje de Deadshot. Ahora, por parte de Jared Leto, tengo mis grandes reservas, porque a pesar que pude verle unas ganas inmensas de comerse la pantalla (como lo logra en la escena de persecución en su Lamborghini púrpura contra Batman), flaquea en proyectar la esencia del Guasón en la mayoría de las escenas (que son pocas), dándonos un Joker que no tiene nada de “bromista letal” y que no se carcajea con esa frecuencia de tic nervioso psicópata a la que estamos acostumbrados con el comic.

Quizá tan sólo es que no hemos visto mucho de la actuación de Leto todavía, así que le daré un voto de confianza a ver si se reivindica como el Guasón en su próxima interpretación, pero si lo hace de nuevo tal cual como lo acabamos de ver en Suicide Squad, entonces, podré asegurar que nos han arruinado terriblemente a uno de los villanos icónico del universo de DC.

En cuanto a la historia, si bien la trama de la película carece de profundida, la finalidad de la misma no la necesita. Pues creo que el objetivo del film era presentarnos a todos los villanos y darnos una historia dinámica y divertida. Cosa que logra excelentemente David Ayer (probablemente tras las exigencias de Warner Bros. Pictures) al acertar con la musicalización de cada escena, contrastando con su visión oscura de cada personaje y de cada situación.

Jay Hernandez lo hizo muy bien como el Diablo, hasta que dijo que “no perdería una segunda familia” y se fue a batallar contra el hermano de Enchantress… ¿A quién quieren engañar? Si apenas conocía al equipo desde hace unas 24 horas y de paso les caían mal la mayoría de ellos. En cualquier caso, un argumento más acertado habría sido algo como que “si alguien merece morir de este grupo, soy yo”. Eso hubiera sido más digerible porque el personaje estaba sumergido en la culpa de haber asesinado a su familia, y más acertado que pretender hacernos creer que Diablo sentía al Suicide Squad como su nueva familia.

La verdad es que con el resto del elenco quedé muy conforme. Joel Kinnaman como Rick Flag y  Viola Davis como Amanda Waller lo hicieron genial.

Sin embargo, me pareció innecesaria la intervención del hermano de Enchantress en toda la película. Hubiese sido más que suficiente enfrentarse a la bruja sin complicarse la vida con un personaje tan nulo como el hermano que no tuvo ninguna relevancia en la trama.

Hay quienes se quejan que en medio del “fin del mundo” los del Escuadrón Suicida deciden irse a un bar a echarse unos tragos. Y la verdad es que a mi me gustó ese detalle. Después de todo, ¡ellos no son héroes!, así que preferirían hacer cualquier otra cosa antes que arriesgar el pellejo por los demás.

Lo que sí me pareció un poco fuera de lugar fue el ambiente de “Romeo y Julieta” que pretendieron darle a la relación del Joker con Harley Quinn. Esto no es así en los comics, de hecho el Joker la trata bastante mal, y siempre la manipula porque sabe que ella en medio de su “enamoramiento” por él será capaz de hacer cualquier cosa que él le pida, si sabe cómo pedírselo.

Pero sopesando todas esas cosas que no me gustaron, llego a la conclusión que son detalles más que todo. Así como a mi no me agradaron, habrán muchas personas a las que sí les gustaron. No veo que constituyan independientemente, ni en conjunto, un factor tan grave como para decir que la película es el desastre que dicen los críticos de Rotten Tomatoes.

Para mí, si tuviera que dar una puntuación, le daría un 7/10 a Suicide Squad. Y le daría más si me hubiesen mostrado un mejor Joker (que se sintiera más su personalidad caótica y desquiciada) y una versión de su relación con Harley Quinn más apegada al comic.

¿Y a ti, qué te ha parecido Suicide Squad? Deja tu opinión en los comentarios abajo.