Estudios demuestran que pasar demasiado tiempo en Facebook e Instagram puede causar depresión

joven-depresion-redes-sociales-02

Cualquiera que haya usado regularmente Facebook o Instagram ha tenido la experiencia de sentir cierta envidia de lo divertida que parece ser la vida de sus amigos en comparación a la suya. Esto puede ocurrir especialmente cuando te encuentras solo en casa en un día frío y lluvioso, sintiéndote aúper aburrido, mientras que en las redes todos los demás parecen estar de fiesta o teniendo un glorioso día de playa soleado.

mujer-depresion-redes-sociales-03

¿Podrían estos síntomas ser el inicio de algo malo? ¿Puede el uso frecuente de las redes sociales causarte una depresión? Un estudio reciente en los Estados Unidos promovido por el National Institute for Mental Health, identifico “una fuerte y significativa relación entre el uso de las redes sociales y la depresión en una muestra de los jóvenes adultos norteamericanos”. El estudio encontró que los niveles de depresión se incrementan con la cantidad total de tiempo empleado en las redes sociales y la cantidad de veces por semana que se visitan estos lugares.

Estudios previos han pintado un panorama mixto. Parece ser que la relación entre el social media (medio de comunicación social) y los estados de depresión y de bienestar es compleja, y puede verse influenciada por un número de factores.

En el mejor caso, las redes sociales permiten a las personas conectarse con sus amistades y con todas las personas a las que no ven muy seguido. Permiten tener interacciones cortas con los contactos de forma que la relación se mantenga aunque no tengamos mucho tiempo disponible. Pero en el peor caso, pareciera que las redes alimentan sentimientos de inadecuación.

mujer-depresion-redes-sociales-02

Hay muchas razones complejas por las cuales las redes sociales pueden ser asociadas con la depresión. Por ejemplo, es posible que las personas que ya se encuentran deprimidas se inclinen más a relacionarse en las redes sociales antes que hacerlo cara a cara, así que desde ese punto de vista un gran uso de las redes sociales puede ser un síntoma más que una causa de la depresión.

Una solución insatisfactoria

mujer-depresion-redes-sociales-01

Todos tenemos una necesidad básica de ser aceptados por los otros, y en ese sentido las redes sociales juegan con esta vulnerabilidad. Los “Me gusta” (Likes) son la moneda de las redes sociales y las personas con baja autoestima encuentran un gran valor en buscar la validación de su uso de las redes tratando de atraer mayor cantidad de Likes en sus publicaciones como una manera de incrementar su autoestima. Es como si se tratara de un concurso de popularidad. Por supuesto, “ganar” este concurso con unos cuantos Likes es sólo un corto impulso a la moral. Definitivamente, una manera muy precaria de mejorar la autoestima.

diversion-redes-sociales-03

Es de naturaleza humana compararnos los unos a los otros. Algunas ocasiones la comparación puede ser una manera de mejorarnos, pero en la mayoría de los casos no es así, especialmente cuando alguien se está sintiendo cabizbajo o propenso a una depresión, las comparaciones se convierten en algo negativo y erosionan la autoestima. Un problema de las redes sociales es que la imagen que las personas proyectan de sí mismas tiende a ser positiva, interesante y excitante. La mayoría de las personas prefieren publicar una fotografía en donde se ven geniales en una salida, en lugar de una en la que salgan en pijama lavando los platos en casa. Si alguien se está sintiendo insatisfecho o cabizbajo con su vida, entonces, en lugar de obtener distracción en las redes sociales, lo que recibe es la impresión de que todos la está pasando mucho mejor en sus vidas.

No todo es malo

depresion-redes-sociales-01

Muchos padres tienen dudas acerca del uso que le dan sus hijos a las redes sociales y más de un padre ha tenido que consolar a un adolescente lloroso, angustiado por una discusión que tuvo en línea. Sea de nuestro agrado o no, las redes sociales están aquí para quedarse, y para muchos jóvenes la opción de salirse de las redes es equivalente a perder a sus amistades… para ellos no es una opción viable.

Por el momento, no conocemos lo suficiente acerca del uso de las redes sociales y su impacto a largo plazo en el estado de ánimo y la salud mental. Hasta entonces, quizá la mejor opción es reconocer que las redes sociales pueden ser una valiosa herramienta para mantenerse en contacto con las amistades y no dejar que nuestras interacciones en ellas tengan una excesiva influencia  en nuestra autoestima.

diversion-redes-sociales-04

También puede valer la pena recordar que aunque todos los demás parecieran estar pasando un momento excelente, sus publicaciones están sesgadas a mostrar sólo toda la diversión y cosas interesantes que hacen. Son sólo los mejores “recortes” de su vida y no significa necesariamente que son más felices o que la están pasando mejor que tú.

Vía theconversation por Mark Widdowson, Profesor de Orientación y Psicoterapia de la Universidad de Salford.