Sal de la rutina, ¡Cambia tu Vida!

Estilo-de-vida

La buena salud se encuentra relacionada con los estados de ánimo positivos y los buenos hábitos. Sin importar qué estilo de vida lleves, hay cambios que te ayudarán a vivir mejor.

El bienestar es uno de los principios fundamentales del ser humano. Aunque ese concepto puede variar de un individuo a otro, propiciar entornos tranquilos y libres de situaciones nocivas es primordial para reconciliarte contigo mismo y trasmitirlo a quienes te rodean.

Hay varios consejos sencillos que pueden mejorar tu vida:

1. Haz ejercicio. Practicar alguna actividad física es una disciplina que trae muchos beneficios. Disminuye los niveles de colesterol, controla el sobrepeso, reduce el estrés, oxigena los tejidos y ayuda, a través del sudor, a eliminar toxinas. Además, ayuda a segregar endorfinas (sustancias eficaces para aliviar dolores y activar centros de placer en el cerebro).

2. Mejora tu alimentación. Destina más tiempo a cada comida y decide de manera inteligente los menús de la semana. Aliméntate de manera balanceada e incluye frutas, verduras, legumbres, proteína y carbohidratos saludables. Anímate a preparar nuevas recetas y experimenta sabores diferentes.

3. Dedica tiempo a realizar una actividad que disfrutes. Leer, aprender algún instrumento musical, un taller de manualidades, cocina, etc.

4. Desconéctate por momentos del teléfono celular.

5. Procura salir de la ciudad aunque sea una vez al mes. Disfruta de actividades al aire libre.

6. Si tienes niños en tu entorno cercano, comparte más tiempo con ellos. Son grandes aliados para enseñarnos a ver la vida con más serenidad y curiosidad.

7. Procura disfrutar lo que haces. Es importante que encuentres sentido a tu trabajo diario, de lo contrario, la frustración puede traerte consecuencias anímicas muy destructivas.

8. Dedica tiempo a tus amigos. Comparte un café cualquier tarde o sal a comer con ellos.

9. Dedica más tiempo a tu arreglo personal. 

10. Ten plantas en los espacios domésticos. Ayudan a equilibrar, embellecer y relajar.

11. Desacelera. Hay momentos en los que estás tan acostumbrado a hacer todo tan rápido que no te das cuenta de lo acelerada que se ha vuelto tu vida. No hagas varias tareas a la vez. Hacer esto no sólo se ha vuelto muy popular, sino un cliché. Tu meta es hacer las cosas bien para que puedas sentirte bien con tus logros.

12. Elimina lo que esté de más. El concepto del consumo excesivo puede ser parte de tu vida. Consiste en gastar en abundancia o en forma derrochadora para mostrarles a los demás tu nivel de prestigio social. Simplificar tu vida reducirá la cantidad de elementos adicionales a los que has crecido acostumbrado. Tu meta debe ser eliminar los gastos en esos elementos adicionales para que no te sientas atado a obligaciones financieras.

13. Ordena el espacio en el que vives. Las personas crean el mundo que las rodea y lo llenan con artículos. Si quieres simplificar tu vida, inspecciona tus alrededores y organízate. Una casa bien ordenada es una casa saludable. Eliminar los artículos sobrantes que ya no uses te ayudará a ordenar tu casa, tus emociones y tus pensamientos. Toma 10 minutos al día como mínimo para organizar tus alrededores.

14. No conviertas lo pequeño en grande. Si el metro, taxi o tus pies sufrieron un pequeño retraso, no permitas que eso arruine tu día por completo. Toma las cosas como son y como dirían las abuelitas “no hagas una tormenta en un vaso de agua”. Enfócate en lo que vale la pena, en las cosas que realmente puedes controlar y sobre todo en lo positivo.

15. Mente abierta. Seguro no vas a estar de acuerdo, ni a entender, el punto de vista de TODAS las personas con las que te topes en la vida, pero definitivamente no tiene caso que gastes energía en convencerlos de que están equivocados. Por lo general, las personas se quedan “atrapadas” en su manera de ver, entender y vivir. Así que expresa tu opinión, no tienes que evitarlo, y luego sigue adelante con tu vida. Acepta que otros son diferentes a ti y respeta esa situación.

16. Siempre llega a tiempo. Que llegues tarde a todos lados no te hace ver bien. Llegar “aceptablemente tarde” sólo aplica en las reuniones sociales, así que asegúrate de llegar a tiempo a todos tus compromisos. Si llegas antes, tendrás un momento para relajarte y concentrarte.

Luego de leer estos consejos, toma un tiempo para pensar y para darte cuenta que todos merecemos iVivir Mejor!, así que de ahora en adelante aplícalos y rápidamente notarás la diferencia.

iLa Vida es Hoy!