Acerca de la “hipocresía” en Facebook y otras redes sociales

bandera-francesa-Mark-Zuckerberg

Últimamente se ha convertido en costumbre cuando ocurre un evento importante, una tragedia, o suceso relevante, utilizar un “filtro” de Facebook para mezclar la foto de perfil con la bandera del País en cuestión o del evento en cuestión. Esta es una forma virtual de mostrar apoyo a la causa relevante en tu perfil, así lo hemos visto desde “filtros” para la bandera gay durante el Pride, así como con la bandera de Francia por ejemplo, tras el reciente ataque terrorista que sufrieron en París.

Lo que en principio parece una practica muy sana para demostrar empatía, condolencia y apoyo, comienza a ser rudamente criticados por muchos de los usuarios de Facebook y otras redes sociales, quienes alegan que esta practica es tratada como una moda y no con la seriedad que se merece.

Usuarios comentan que luego de los ataques realizados por ISIS el viernes pasado en París, muchas personas han puesto con el “filtro” de Facebook la bandera de Francia en sus rostros con mensajes de #PrayForParis, cuando probablemente ni saben rezar o nunca lo han hecho, y peor aún, cuando un día antes ni se inmutaron por el ataque que recibió el Libano en Beirut un día antes de los hechos ocurridos en París.

En el caso particular de Venezuela, muchos usuarios critican que no ven a ninguna de estas personas usando la bandera de venezolana en protesta por un país en el que reina la delincuencia y gobernantes juegan al narcotráfico. Nadie parece inmutarse según comentan estos usuarios por un país en el que una cifra de 70 muertos por fin de semana es algo común.

¿Es todo esto un fenómeno de hipocresía viral en Facebook y las redes sociales? ¿Estará Mark Zuckerberg consciente de cómo jugar con esto? ¿Están satisfaciendo  las personas una necesidad de aprobación mostrando lo “sensibles” que son respecto a las “seleccionadas” tragedias mundiales que decidan apoyar? ¿o sencillamente las personas se sienten más “cool” haciendo lo que está de moda en redes sociales?.

Todas son preguntas muy válidas. Pero hay algo aún más curioso que el fenómeno de estos rostros abanderados: aquellas personas que critican dura y rotundamente a los usuarios de rostros abanderados, lo hacen publicando sus mensajes de repudio a esta “moda” hipócrita en Faceook y otras redes sociales… Entonces, ¿esto no nos podría hacer pensar que ellos al mismo tiempo están buscando popularidad a costa de criticar esta nueva tendencia? ¿Se sienten acaso mejores personas por no usar la bandera de una causa en el perfil y criticar a quienes lo hagan públicamente en la misma red social?

A título personal, me parece que si alguien deja que una tendencia en Facebook lo afecte tanto como para tener que publicar algo al respecto es porque está tan adicto a las redes sociales como todos los que tienen sus caras coloridas con cuanto “filtro” de acontecimiento sale en línea.

A estas alturas no creo que tenga ninguna relevancia ponerse a pensar en el por qué una persona coloca o no una bandera en su perfil. Al final es una decisión muy intima y cada quien está en su derecho de expresarse como lo desee. Cuando cualquiera hace público un estatus, foto, video o cualquier contenido en línea en el fondo lo que está buscando es una interacción, bien sea de compartir, de buscar aprobación, de coleccionar likes, de hacer eco, mostrar apoyo, etc. E incluso todas las razones anteriores al mismo tiempo.

La naturaleza de las redes sociales es envolvente. Pareciera acercarnos a quienes tenemos lejos y alejarnos de quienes tenemos cerca.

Mi humilde consejo: hagan su voluntad, expresen lo que piensan, sean ustedes mismos… dentro y fuera de cualquier red social. Y recuerden, si algo les afecta es porque está tocando una parte dentro de ustedes mismos.