Los Cigarros Electrónicos son un 95% menos dañinos que el tabaco asegura la Public Health England

cigarro-electronico-2015

La agencia gubernamental de salud británica, Public Health England (PHE), publicó un estudio independiente de expertos que concluyen que los cigarros electrónicos son al menos un 95% menos nocivos para la salud que el tabaco y sí tienen el potencial de ayudar a los fumadores a dejar de fumar.

El estudio fue auspiciado por la PHE fue liderado por los investigadores del King’s College y la Universidad Queen Mary de Londres.

El informe indica que unos 2.6 millones de personas adultas utilizan los cigarros electrónicos en Reino Unido, algunos de ellos son fumadores y otros exfumadores, pero la mayoría utiliza estos dispositivos como un apoyo para ayudarse a dejar de fumar.

De esta forma, los cigarrillos electrónicos aparte de ser menos dañinos que el tabaco, contribuye a un desceso de la tasa de tabaquismo entre jóvenes y adultos.

Otros puntos claves que concluye el informe:

  • El mejor estimado es que los cigarros electrónicos son alrededor de un 95% menos noscivos para la salud que fumar cigarrillos convencionales (tabaco).
  • Cerca de la mitad de la población (44.8%) no está consciente que los cigarros electrónicos son menos dañinos que fumar tabaco.
  • No hay evidencia hasta el momento que los cigarros electrónicos induzcan a fumar a los niños o a los no fumadores.

Nuevas evidencias señalan que algunas de las más elevadas tasas de éxito para dejar de fumar se constatan actualmente entre fumadores que usaron el cigarrillo electrónico y recibieron apoyo adicional de algún servicio local para dejar de fumar.

“El tabaquismo permanece en Inglaterra como el asesino número uno y lo mejor que un fumador puede hacer es dejar de fumar por completo, ahora y por siempre.”, dijo el profesor Kevin Fenton, Director de Salud y Bienestar de la agencia Public Health England.

“El uso de los cigarros electrónicos no es completamente libre de riesgo, pero en comparación al tabaquismo. la evidencia muestra que apenas corren con una fracción del daño. El problema es que una gran cantidad de personas en incremento están pensando que son igual de dañinos que el tabaco y esto puede estar evitando que millones de fumadores logren dejar el cigarro. Los servicio locales para dejar de fumar deberían dar soporte a los usuarios del cigarro electrónico en su aventura por abandonar el tabaquismo.”, manisfestó Fenton.

“Tomando como base la evidencia evaluada en esta importante revisión independiente, hasta ahora, el temor a que el cigarro electrónico haya hecho que el fumar parezca nuevamente algo normal o de que incluso conduzca a la gente a empezar a fumar no se ha vuelto realidad”, expresó Linda Bauld, experta en prevención del cáncer del instituto de investigación Cancer Research UK.

“Reconocemos el beneficio potencial de los cigarros electrónicos para ayudar a un gran número de personas a alejarse del tabaco”, comentó Bauld.

Nota de prensa del PHE

Evidencias publicadas por el PHE