Entrevista a Zarevitz Camacho: Una historia ejemplar acerca de resiliencia

entrevista-a-Zarevitz-Camacho-en-Nolapeles.com

Zarevitz Camacho es una mujer caraqueña de 29 años, licenciada en administración de recursos humanos. Hace 4 años tuvo un trágico accidente que cambió su vida, en la estación “El Silencio” del Metro de Caracas, pero gracias a su actitud y su mente positiva este cambio fue sólo para mejor. Tuvimos el halago de poder entrevistarla y todas las expectativas fueron satisfechas. Con gran humor y gentileza Camacho accedió a hacer la entrevista y respondió todas nuestras inquietudes.

¿Qué fue lo primero que pensaste una vez que saliste del quirófano?

La gente dice que yo de una vez empecé a hablar de prótesis, yo no lo recuerdo, quizás por el efecto de la anestesia pero la gente me dice “tú empezaste a decir que ibas a tener piernas, que para eso habían prótesis, que tú ibas a seguir”. Yo no lo recuerdo pero eso es lo que me dicen; si recuerdo que me lo tomé con mucho humor y yo decía que ya no me tenía que depilar las piernas, que ya no iba a sufrir de várices, que estaba bien, eso es lo primero que salí diciendo.

¿Cómo fue el proceso de adaptación de tu vida, tus tareas diarias, tu cuarto?

Fue duro porque al principio cuando llegué a mi casa había una cama clínica en mi cuarto, yo lloré cuando la vi. Yo decía no lo puedo creer no me gustan las camas clínicas, y le dije a mi papá “bueno ya la pagaste por un mes, vamos a usarla ese mes pero después la devuelves y me das mi cama de antes”, y bueno, fue todo un proceso adaptarme al baño, el baño era un baño normal, que la silla de ruedas no entraba, era dificultoso los primeros días para mí bañarme, no me podía bañar sola, fue un proceso increíble, duro.

entrevista-con-Zarevitz-Camacho-en-Nolapeles.com

Me imagino, no puede ser fácil, pero lo afrontaron de una buena manera pues te has ido adaptando…

Bueno ya gracias a Dios nos pudimos mudar, estamos en otra casa, donde tengo todas mis comodidades, tengo todo accesible para mí.

¿Tenías un trabajo antes del incidente y pudiste continuar el mismo?

Sí, yo estuve trabajando para un ente público, cuando empecé a trabajar justo al mes tuve el accidente, estuve un año y medio de reposo; lo retomé, me volví a ir de reposo porque me caí y me tuvieron que operar nuevamente. Volví, me caí otra vez, y ya esa fue la última vez que volví y lo dejé, no fui más; era muy incómodo porque no había la accesibilidad para mí.

¿Tus compañeros de trabajo tuvieron algún cambio en sus actitudes o en sus tratos?

Eran más amables, después del accidente fueron mucho más amables conmigo, fueron más considerados conmigo y siempre estaban dispuestos a ayudarme.

Cuando investigué en instagram, vi que empezaste una nueva campaña llamada “acepta tu nueva condición”, ¿en que se basa?

Mira, esa surge a raíz de lo que yo he visto cuando voy a la ortopedia, las conversaciones con mi técnico, y gente que me sigue y me escribe diciendo que usan forros cosméticos, que les da pena, la incomodidad de las miradas, y un día yo hablando con una amiga por skype, le dije que eso no podía ser, mi amiga no sufre ningún tipo de discapacidad pero ha vivido mi condición y me dijo “haz una campaña, vamos a llamarla ‘dile sí a tu nueva condición’, para que la gente se muestre, no le dé pena mostrar ser diferente”, después de eso comenzó la campaña.

Ya que tienes bastantes años adaptándote a este proceso, ¿cómo has visto que es el trato del venezolano en general?

En general ha sido muy receptivo. A pesar que al principio siempre te pueden ver con horror, impacto, o sea dirán “una mujer tan joven y sin piernas…”, pero he tenido la fortuna de que cada vez que salgo a la calle siempre hay alguien dispuesto a ayudar, a colaborar; a ayudar a mi papá con la silla si ando sin las prótesis o si ando con las prótesis “mira, párate de esta forma para que no camines tanto”, en líneas generales, han sido muy receptivos de verdad.

protesis-de-Zarevitz-Camacho

Actualmente, tienes una capacidad emprendedora bastante amplia, ¿la tenías desde antes del incidente o aumentó luego de éste?

Aumentó.

¿Qué crees que es lo más importante que tiene que asimilar una persona que está en una condición similar?

Lo principal es aceptarse, si tú no te aceptas…

Ese es mi mensaje con “dile sí a tu nueva condición”, detrás de cada forro cosmético hay una no-aceptación, entonces lo principal es aceptarte tú, que después tú se lo demuestres a las personas y así te des a respetar, a conocer tu caso, porque también hay mucho desconocimiento, entonces eso es lo principal, y después que te aceptas; reírte de ti mismo, cuando te ríes de ti mismo mira, todo lo que te digan te va a resbalar.

Tienes un nuevo evento en el que participarás, llamado “nos tomamos un coaching”, ¿de qué se trata?

Bueno, ese fue un evento con una productora, “nos tomamos un coaching” es un evento de seis personas, de las cuales por cada función vamos a estar tres dando herramientas de vida, la otra muchacha es sobreviviente al cáncer de mama, ella va a hablar sobre su experiencia; yo hablaré sobre mi accidente, y la resiliencia, cómo yo transformé ese momento en ESTO, en llegar aquí donde estoy ahorita hablando contigo, hablando frente a un público, dando charlas. Es sobre eso, sobre mi vida (risas).

¿Cómo ha reaccionado la gente en las redes sociales?

Increíble, la gente dice “wooow no lo puedo creer, ¿esto es aquí en Venezuela?”. Por eso trato de mostrar también las demás cosas que se están haciendo, y como le dije a los chamos del colegio Herzl – Bialik “aquí en Venezuela sí hay un movimiento a favor de las personas con discapacidad, sólo que no tenemos los medios, el apoyo mediático y estamos haciendo ese trabajo de hormiguitas”, pero en líneas generales de verdad hasta ahora no he recibido un mal comentario, la gente se identifica mucho y me manda muchos mensajes súper bonitos y hacen eco; por ejemplo: “amiga, tengo una amiga que cuando vi tu historia le mostré tu foto y se siente identificada”. Me ha pasado, me han escrito y los he podido conocer en persona.

¿Qué mensaje crees que le debemos dar a los venezolanos para que seamos un poco más receptivos?

Pensar que la discapacidad es algo que hoy lo puedo padecer yo y que mañana lo puedes padecer tú, que todos en cierto momento podemos ser discapacitados, cuando nos colocan un yeso, una muleta, las mujeres cuando están embarazadas que hay momentos que no pueden ni salir solas a la calle, eso es un tipo de discapacidad, lo que pasa es que quizás la mía es más visible porque son dos piernas, hay otros tipos: mental, visual. También hay que ponerse siempre en el lugar del otro, es algo como a mí una vez me dijeron “donde yo compré, quedó para llevar” (risas).

Está de más señalar la valentía de Zarevitz, pero lo que es de admirar es su visión de las cosas, y la fortaleza con la que ha afrontado todas las situaciones que le ha puesto la vida. Si quieres algo lo puedes lograr, es cuestión de ser perseverante.

En caso de que deseen ver un poco más de la historia de Zarevitz Camacho, de sus proyectos y eventos, pueden visitar su cuenta en Instagram @zazarazax.

Mil gracias Zarevitz por aceptar esta entrevista para Nolapeles y ¡por darme la oportunidad de conocerte!.

¿Y tú, qué piensas de Zarevitz Camacho?