Si todo hombre tiene algo de mujeriego, entonces toda mujer tiene algo de… ¿P#%a?

Barney-Stinson-mujeriegos-y-putas

Estamos acostumbrados por el legado de una sociedad machista a través de los años a referirnos a los hombres en su mayoría como mujeriegos. Denotando así el hecho de que un hombre puede o suele ser capaz de estar con varias mujeres al mismo tiempo o en un mismo período de tiempo. Hoy en día lo curioso es que cuando una mujer es capaz de estar con varios hombres sin compromiso al mismo tiempo o en un mismo período de tiempo, sencillamente se le llama puta. A pesar que se sabe que la palabra hace referencia a las mujeres que cobran por sus servicios sexuales, no hay algún otro término conocido o aceptado para hablar de estas chicas más liberales. ¿Quizá deberíamos inventar una palabra como “hombreriega” para el caso?

Las mujeres la usan con frecuencia para señalar a otras mujeres como “roba marido” (sobre todo a las ex de sus novios), pero también entre amigas se lo dicen unas a otras como una pícara etiqueta. Incluso, lo he llegado a escuchar como un adjetivo calificativo de una prenda muy sensual y/o llamativa: “¡Qué puto está esto!”.

Los hombres la utilizan para referirse a las ex problemáticas, a las fáciles, a las chicas para salir esta noche, a las que no quisieron acostarse con ellos, a las que le caen mal, a las “hombreriegas”, a las santurronas… ah, y obviamente a las prostitutas.

mujeriegos-y-putas

La lucha contra las etiquetas y los estereotipos es constante. Sería incorrecto afirmar que “todo hombre tiene algo de mujeriego”, o decir que toda mujer tiene algo de puta”. Así mismo sería incorrecto afirmar el negado de las sentencias anteriores y decir que “ningún hombre es mujeriego”, y que “no existe mujer puta”.

No se debería confundir lo que sería una mujer “hombreriega” con una mujer puta. Actualmente hay que ser inteligente para diferenciar, según el contexto, cuando alguién utiliza el término para hacer referencia a una prostituta o alusivamente a los atributos una mujer “hombreriega”.

mujeres-hombreriegas

En cualquier caso, lo ideal es que existiese un término que pudiésemos emplear (y no sonase tan despectivo) para referirse a las mujeres que tienen sus relaciones frecuentes sin compromiso. Tal cual los hombres mujeriegos no se sienten prostitutos, es justo para las mujeres “hombreriegas” no ser calificadas como tal.

En mi opinión hay mucha confusión y contrariedad de opiniones en cuanto al uso de la palabra puta en la actualidad.