Detrás de escena con Kara: Una ventana a la Singularidad Tecnológica

Kara fue sólo un concepto con fines demostrativos de la tecnología en desarrollo de Quantic Dream, sin embargo, el mensaje de este cortometraje animado es profundo y tiene una íntima relación con el concepto de la Singularidad Tecnológica.

En futurología, la singularidad tecnológica (algunas veces llamada simplemente la Singularidad) es un acontecimiento futuro en el que se predice que el progreso tecnológico y el cambio social se acelerarán debido al desarrollo de inteligencia sobrehumana, cambiando nuestro ambiente de manera tal, que cualquier ser humano anterior a la Singularidad sería incapaz de comprender o predecir. Dicho acontecimiento se ha nombrado así por analogía con la singularidad espaciotemporal observada en los agujeros negros, donde existe un punto en el que las reglas de la física dejan de ser válidas, y donde la convergencia hacia valores infinitos hace imposible el definir una función.

El tiempo que resta antes de que se llegue a ese fenómeno se acelera con la utilización de máquinas para apoyar tareas de diseño o mejoras de diseño de nuevos inventos.

El desarrollo exponencial de la tecnología pareciera llevarnos a un punto donde “todo” es posible. La verdad, poco podemos saber acerca de qué es lo que nos depara la Singularidad exactamente. Pero sí podemos preguntarnos: ¿Queremos seguir siendo humanos? Vivir, sentir y amar de forma humana es el tesoro del alma.

Cuando conocemos a Kara es posible que nos genere un sentimiento de identificación con su realidad: Queremos vivir. En nuestro camino muchas veces podemos ser tratados como productos cuya principal falla ha sido “pensar” como humanos. Esto es una cosa que no podemos permitir, porque la humanidad es nuestra esencia y nisiquiera la singularidad del futuro debería tentarnos a quebrantar esa premisa.

Pensar y no-pensar (o cualquier proceso meditativo) son estados de nuestra mente que no están sujetos a la voluntad de nadie, son los estados que nos definen como protagonistas y testigos de la experiencia de la vida.

Es bonito ver que hay personas difundiendo este mensaje así sea por medio de una demostración animada con otros fines, pero con un mensaje poderoso.

El corto de Kara no fue basado en algún juego o trama de película por salir al mercado, fue creado para mostrar las nuevas tecnologías de animación y captura de movimiento de Quantic Dream.