La esposa de Kobe Bryant mete papeles de divorcio

Después de 10 años de matrimonio que incluyeron hasta cargos (abandonados) de abuso sexual en contra de su esposo, Vanessa Bryant le ha enviado papeles de divorcio a la super estrella de los Angeles Lakers, Kobe Bryant.

Vanessa Bryant de 29 años de edad metió los papeles de divorcio en la corte del condado Orange en Santa Ana, California, citando “diferencias irreconciliables.”. Su abogada Laura Wasser es conocida por divorcios de celebridades, quien también está representando a Maria Shriver en su divorcio con Arnold Schwarzenegger.

Los papeles fueron firmados el 1ro de Diciembre de 2011 y Kobe Bryant envió su respuesta el 7 de Diciembre. Vanessa pidió custodia legal y física de los niños, también lo hizo Kobe.

Un representante para la pareja entregó las siguientes declaraciones, “La familia Bryant ha resuelto todos los asuntos incidentes a su divorcio privadamente con la asistencia de un consejero y la orden que disuelve sus estados maritales se hará en efecto en 2012 – Pedimos que en el interés de nuestros niños y en luz de la temporada navideña el público respete nuestra privacidad durante estos momentos difíciles”

Kobe Bryant, 33, quien ha estado irritado porque los Lakers no han podido adquirir a Chris Paul (un contrato que fue negado por la NBA) y a Dwight Howard, está por jugar su décima sexta temporada en la NBA. Bryant va a ganar más de $25 millones esta temporada, casi $28 millones la próxima temporada, y mas de $30 millones en 2013-14.

En 2003, Kobe Bryant fue acusado en Colorado por supuestamente haber violado sexualmente a una empleada de 19 años en un resort. Kobe en ese entonces dió una rueda de prensa junto a su esposa, tomando de su mano y acariciándole. El admitió haber tenido sexo con la mujer, pero dijo que fue de mutuo acuerdo.

Su esposa dijo en ese entonces “Sé que mi esposo ha cometido un error, el error del adulterio. Él y yo tendremos que lidiar con esto dentro de nuestro matrimonio, y él lo hará. Él no es un criminal”.

Despues de recibir los cargos, Bryant le dió a su esposa un diamante de 8 kilates con un valor estimado de unos $4 millones de dólares.

El caso eventualmente fué terminado cuando la mujer decidió no testificar, un acuerdo civil fue llevado acabo fuera de las cortes.