Lecciones de Bondad: Tráfico

Combinando su experiencia en el mundo de las imágenes en movimiento y su necesidad de compartir herramientas espirituales que hagan de nuestras vidas una aventura digna de ser disfrutada, la Reverenda Sonia Echezuría concibió Lecciones de Bondad, una serie de 5 mensajes audiovisuales que nos ayudan a recordar que ante situaciones retadoras, siempre tenemos la opción de respirar, validar nuestros sentimientos y escoger la versión de nosotros mismos que queremos compartir con el mundo. Estas 5 dosis de bondad en línea las publicaremos semanalmente en Nolapeles y estarán colgadas en Youtube (puedes conseguirlas siempre aquí; o buscando “Lecciones de Bondad” en Google/Youtube; o visitando la página soniaechezuria.com.

Tráfico

El primero de los mensajes de Lecciones de Bondad, Tráfico, nos recuerda que cuando una persona maneja de una forma que nosotros consideramos ruda o desconsiderada, el ser humano detrás de ese volante puede estar motivado por razones que nosotros desconocemos y que podrían justificar su conducta. Siendo rigurosamente honestos, es probable que recordemos situaciones en las que nosotros también hemos conducido con menos precaución de la necesaria. Al “ponernos en su lugar” y abrazar nuestra común condición humana, es factible responder ante esta situación de una forma más bondadosa, amorosa y compasiva hacia nosotros mismos y hacia los otros. Es importante tomar en cuenta que una respuesta rabiosa o violenta altera nuestro sistema nervioso y puede exponernos a peligros mayores.

Los mensajes que nos recuerda Lecciones de Bondad son muy sencillos, tan sencillos como las pequeñas grandes revelaciones que tenemos a lo largo de nuestras vidas. Sin embargo, no son fáciles de practicar, porque estar atentos a nuestros pensamientos, sentimientos y acciones con el objetivo de ser proactivos -en lugar de reactivos-, crecer y transformarnos, no es tarea fácil. Pero vale la pena. De la misma forma que dar a luz puede ser difícil y doloroso pero bien que vale la pena. Lecciones de Bondad no nos enseña nada, nos recuerda lo que ya sabemos intuitivamente, que practicando la compasión, el amor y la bondad incondicionalmente podemos llegar a alcanzar el cielo aún con los pies firmes en la tierra.

[ad#Google Adsense-468x15ContentLinkunit]